Cirugía Laparoscópica

Realmente es una forma de operar dentro del abdomen pero sin abrirlo. Mediante la introducción de unos tubos especiales de un diámetro de entre 5 y 12 milímetros podemos acceder al interior del abdomen con una cámara de televisión y con instrumentos especialmente diseñados para la laparoscopia. De esta manera realizamos cambios en los órganos internos sin necesidad de abrir la piel o el músculo, lo cual minimiza los riesgos. La introducción de una cámara muy fina nos permite ver a través de una pantalla el interior del abdomen, sus órganos y los instrumentos que utilizamos por esta vía.

La tecnología aplicada a la medicina

Laparoscópia Instituto Jesús Lago

Cada vez más, la medicina y especialmente la cirugía, necesitan de un gran apoyo tecnológico. Tal es el caso de la laparoscopia que utiliza tecnología de vanguardia para su realización. Este apoyo tecnológico permite intervenir a los pacientes con una seguridad máxima y con una recuperación muy rápida.

La laparoscopia, una forma de operar que reduce riesgos

Está demostrado en numerosos estudios clínicos que la cirugía laparoscópica, llamada popularmente “cirugía sin abrir” u “operar con láser”, disminuye los riesgos de la cirugía. Esto es especialmente cierto en la cirugía de la obesidad ya que las personas con sobrepeso tienen limitadas sus funciones respiratoria, cardiaca, renal y de múltiples órganos por lo que cualquier situación añadida como la apertura del abdomen, les produce una recuperación muy lenta y a veces complicaciones importantes no solo asociadas a la herida sino al dolor que causa una respiración inadecuada, algo de lo que se pueden derivar infecciones graves, trombosis o embolias entre otras cosas.

La laparoscopia a conseguido casi eliminar estos riesgos de tal manera que, en manos de cirujanos expertos, la laparoscopia permite a los pacientes empezar a levantarse, pasear y beber líquidos a las 24 horas de la intervención incluso en las técnicas más complejas. En técnicas más sencillas como la banda gástrica, esta vía de abordaje nos permite dar el alta al paciente a las 24 horas de la intervención sin apenas dolor.

Formación altamente cualificada en cirugía laparoscópica

La Cirugía Laparoscópica es una técnica que mejora el pronóstico de las intervenciones, disminuye sus complicaciones, disminuye el tiempo de ingreso y mejora la calidad de vida de los pacientes. Para realizarla es preciso tener una formación específica en cirugía laparoscópica, formación que se consigue mediante un entrenamiento supervisado a través de una especialidad MIR como la Cirugía del Aparato Digestivo y mediante el desarrollo de un programa específico en cirugía laparoscópica en el ejercicio diario de la especialidad. Los médicos anestesiólogos también precisan de una formación específica que obtienen a través de su especialidad.

El Instituto de Obesidad y Estética Jesús Lago ofrece a sus pacientes la orientación quirúrgica preferentemente hacia una cirugía por vía laparoscópica, ya que posee una unidad constituida por especialistas con amplia experiencia y entrenamiento en este tipo de cirugía. De esta manera y gracias a la formación y experiencia específica de sus especialistas en cirugía laparoscópica, el Instituto Jesús Lago puede realizar las técnicas de cirugía de la obesidad garantizando la máxima seguridad para sus pacientes.

LLaparoscópia Instituto Jesús Lago

Calcule su IMC aquí

Última actualización / 10 de octubre de 2017
ICOMEM
Clínica Fuensanta
Miembro SECE
Centro autorizado por la Comunidad de Madrid
Miembro SECO
Miembro SEEDO
AE Cirujanos
World Professional Association for Transgender Health

Consulta Madrid

  • Clínica Fuensanta
  • Calle Arturo Soria 17
  • C.P. 28027, Madrid
  • Pídenos Cita

Collado Villalba

  • Calle La Venta, 4, 1º A
  • C.P. 28400, Collado Villalba
  • Teléfono 918 51 33 17
  • Pídenos Cita