Fisuras

La fisura anal es la gran desconocida para la mayoría de las personas. Es una patología cuyo síntoma más importante es el intenso dolor anal que produce.

¿Por qué es tan difícil encontrar especialistas en procesos anales?

fisuras anales tratamientos en Madrid

Los procesos del ano y del recto requieren una exploración de zonas sensibles para los pacientes, esto conduce con frecuencia a no explorar correctamente el margen anal cuando las personas refieren un problema en esta zona. Además no es una zona agradable de enseñar para el propio paciente por lo que de manera global profesionales y sufridores de esta patología, tienen tendencia a minimizarlo.

¿Y por qué se produce la fisura anal y por qué duele tanto?

La fisura anal es una herida en el margen del ano. La diferencia fundamental con una herida en otra zona del organismo es que la herida perianal tiene tendencia a infectarse por ser ésta una zona muy contaminada. Por otro lado el ano tiene a su alrededor un músculo circular que es el responsable de la continencia del ano.

Cuando se produce una fisura, es decir una herida en el ano cuyo desencadenante principal es una deposición dura, se produce dolor, infección local y de manera refleja, contracción de éste músculo. En otras palabras la erosión del ano por estreñimiento conduce a infección local y contracción refleja del esfínter que su vez impide una correcta cicatrización al impedir con ésta contracción que lleguen adecuadamente los nutrientes a la herida.

"Todo esto desencadena un dolor intenso en el ano".

Fisura Anal Instituto Jesús Lago

¿Y qué debemos hacer si esto se produce?

En primer lugar es conveniente buscar a u buen especialista ya que no todos los dolores anales son fisuras.

Una vez que el médico establece que efectivamente tenemos una fisura, lo primero es el tratamiento conservador que consiste en hacer todo lo posible por relajar el músculo del ano y combatir la infección. Ambas cosas permitirán que llegue más sangre a la fisura y que ésta cicatrice.

Para esto es importante tomar analgésicos, hacer que la deposición sea blanda y lubricada con un laxante especial y hacer baños de asiento para que el músculo anal se relaje. Además deberemos añadir también una pomada especial que facilitará que éste músculo se relaje y se produzca la cicatrización de la herida.

¿Y si el tratamiento conservador no es suficiente?

En este caso tendremos que recurrir a la cirugía que debe de ser siempre el último escalón si persiste el dolor y no hay cicatrización.

¿Puede servir la toxina botulínica para tratar la fisura anal?

Sí, antes de la cirugía se puede realizar una inyección de toxina botulínica en el músculo anal para evitar recurrir a la intervención. Ya existen numerosas publicaciones que demuestran su eficacia en el tratamiento de las fisuras sin tener que recurrir a la cirugía que, en definitiva, es una “parálisis” también del músculo pero de manera permanente e irreversible.

Última actualización / 10 de octubre de 2017
ICOMEM
Clínica Fuensanta
Miembro SECE
Centro autorizado por la Comunidad de Madrid
Miembro SECO
Miembro SEEDO
AE Cirujanos
World Professional Association for Transgender Health

Consulta Madrid

  • Clínica Fuensanta
  • Calle Arturo Soria 17
  • C.P. 28027, Madrid
  • Pídenos Cita

Collado Villalba

  • Calle La Venta, 4, 1º A
  • C.P. 28400, Collado Villalba
  • Teléfono 918 51 33 17
  • Pídenos Cita